jueves, enero 27, 2005

La piel fría


Nunca estamos infinitamente lejos de aquellos a quienes odiamos. Por la misma razón, pues, podríamos creer que nunca extaremos absolutamente cerca de aquellos a quienes amamos. Cuando me embarqué ya conocía este principio atroz. Pero hay verdades que merecen nuestra atención, y hayotras con las que no conviene mantener diálogos.
La pell freda/La piel fría viene acompañada por la etiqueta de éxito editorial sobre todo en Cataluña donde se editó el original. Narrada en primera persona (o con un narrador extrahomodiegético, para el que le guste la terminología de Genette) reúne diversas tradiciones literarias: la historia del náufrago, la presencia fantástica de un ser desconocido y ominoso, la novela de aventuras. Su desarrollo es lineal y cronológico. La prosa tiene la fuerza de Conrad y el dibujo inquietante de Lovecraft lo que la hace de fácil y atractiva lectura.
Para adolescentes su recomendación ofrece diversos ángulos. De un lado la novela engancha. Hay un tratamiento interesante del miedo al otro, del instinto de supervivencia, de las brutalidad que alberga la conducta humana; en lo literario permite trabajar la progresión narrativa y sus técnicas, la prosa de aventuras, los recursos para la creación de personajes, la creación de ambientes angustiantes; además permite activar un buen número de referencias tanto literarias (incluída la curiosa y oblicua referencia Al faro ) como cinematográficas (Apocalypsis Now vía El Corazón de las Tinieblas, la adaptación de novelas de Verne, las sagas con peligrosos seres al modo de Alien, etc.). Sin embargo existen escenas de crudeza sexual y aún de más cruda violencia, con lo que su comentario exige mucho tiento.
Pero tan interesante como esto es comentar cómo internet se convierte en una fuente de búsqueda para informarnos sobre libros. Al ser un libro de éxito en ella se pueden encontrar críticas que pueden ser a su vez criticadas (la que firma Joan Manel Ortiz ,
Santiago L. Moreno o Francisco José Súñer por ejemplo) Uno se puede acercar a los comentarios de los lectores en FNAC o en La Casa del Libro. Este acercamiento no deja de ser gratuito. Transmite a los alumnos la sensación de que se habla de libros en la red. Y sobre todo que se construye conocimiento de un modo semejante a lo que ocurre en las comunidades open source, compartiendo lo que uno sabe.

jueves, enero 13, 2005

Posts sobre blogs académicos

Acabo de leer los 13 artículos que Lore recoge sobre experiencias de aprendizaje y composición con weblogs. La mayor parte de ellos mencionan las habituales ventajas del uso del weblog como espacio e intrumento para la escritura: contexto real, flexibilidad retórica, rapidez y facilidad de publicación, respuesta de lector a través del sistema de comentarios y se sitúan en un marco universitario. La mayor parte de ellas o se sitúan en el área de "English" o en el de periodismo aunque otras narran directamente la experiencia como profesor que publica sus posts al modo que lo hacen en España J.L. Orihuela en ecuaderno o M. L. Santos en Alternativa . Algunos aspectos merecen atención:
Laura C. Berry conecta la red con los postestructuralistas; desde que Landow lanzó el concepto de la convergencia entre hipertexto y crítica posmoderna ha llovido mucho sobre la red como rizoma, palimpsesto, etc. Sin embargo, más que a Derrida, su diferance y su gramatología, sí me parece oportuno rescatar una vez más la idea del hipertexto y la intertextualidad y acercarnos a la red más que con los post-lectores con el siempre iluminador Bajtin y su visión del discurso dialógico y del texto como polifonía. El texto del weblog es especialmente abierto: remite a otros weblogs, cita otros lugares y sobre esas citas reelabora su propia posición.
Carlton Clark señala cómo el blog no es sólo un lugar donde escriben los alumnos sino también donde el profesor ejerce de modelo de escritura (y también de modelo de reflexión sobre la escritura). Nos movemos en el ideal del profesor que no es sólo guía sino maestro del que se puede aprender por imitación. En la misma idea del blog como espacio autobiográfico abierto que permite el acercamiento del profesor al alumno abunda Nels P. Highberg y cómo se borran las fronteras entre los público y lo privado, lo profesional y lo personal como ya apuntaba Laura C. Berry.
Nicole Converse Livengood señala al blog como un instrumento para ganar capacidad de actuación por parte del alumno, como una oportunidad de acrecentar su autonomía y poder (en la literatura inglesa de inspiración foucaultiana tanto agency como empowerment son términos claves y son estos dos los que rescata para aplicarlos a los blogs).
Didactica 3.0

Propósitos de año nuevo

Últimamente he estado mirando diversas plataformas de publicación (CMS) gratuitas con el objetivo no sólo de disponer de una bitácora sino de plantearme como proyecto de curso la elaboración de un portal del área de lengua y literatura al que se pudieran subir archivos diversos. En el portal Open Source CMS se dispone de casi todas ellas para probarlas. Una experiencia semejante la emprendió hace algunos años Bea Marín con su excelente Actilingua basada en Php-Nuke. La intención es planificar un proyecto disponible para el próximo curso sobre el que ir experimentando ya en este. Se trata de adaptar de nuevo la técnica de taller al área de lengua de ESO. Tras barajar algunas posibilidades, me he decidido por Mambo. Ya veremos cómo resulta la experiencia y cómo se van haciendo algo más sólidas las ideas.

La conciencia de clase.

A pesar de los paréntesis la clase siempre se añora. Otra cosa es que la clase la añoren los alumnos. Una de los desafíos cuando uno se enfrenta a ese cómulo de ropas desnortadas y cuerdas desvocalizadas es que se comporten como una comunidad que tomen conciencia de clase. No para levantarse contra el profesor, que en el fondo es un desclasado habida cuenta de la cantidad de aulas por las que transita, sino para madurar conjuntamente, para aprender aprovechándose los unos de los otros, para compartir los interrogantes y los puntos y aparte.
Lo mismo sucede en el plano del profesorado. Existe una incipiente comunidad de profesores que bloguean. Mayor en USA, como siempre. Pero lo importante es que esa comunidad no balbuce sino que tiene voz propia. Los blogs han conseguido que esa red empezara a tejerse facilitando el poder publicarla abierta a los demás. Existe pues la misma necesidad que esa red online funcione como deberían funcionar los utúpicos equipos docentes y el claustro: compartiendo experiencias, artículos, inquietudes: vamos los interrogantes y puntos y aparte.
La comunidad online es una utopía: primero porque no tiene un lugar real; segundo porque amparándose en las comunidades open source han creado una ética del conocimiento por el placer del conocimiento con lo que la ayuda mutua es tan valorada como el aprendizaje continuo y el prurito de acrecentarlo.
Y digo todo esto a consecuencia de una iniciativa envidiable, el foro que ha puesto en marcha la excelente bitácora de Aula21 para la utilización de los blogs en el ámbito educativo.